Focos de jardín


Función de iluminación estética

Iluminar el jardín es una necesidad para poder explotarlo incluso durante las horas de la tarde. Para ello, también es fundamental elegir la iluminación adecuada. La luz emitida por los focos responde a una necesidad más estética que funcional, ya que crean un efecto particular utilizado principalmente para delimitar zonas del jardín o para resaltar una zona con vegetación particular. Los focos instalados a lo largo de una avenida funcionan como marcadores y crean el camino para llegar a la casa. El foco de jardín está hecho principalmente de plástico y se puede pisar. Este modelo soporta tanto el peso de las personas como de las máquinas, está incrustado directamente en el suelo y la óptica inclinada no molesta al conductor. La luz se difunde en el suelo y, según el tamaño del foco, la intensidad de la luz es más o menos fuerte. La iluminación es precisa y dirigida, se enfoca solo en un punto determinado, creando efectos de luz particulares. Por eso son especialmente adecuados para resaltar áreas del jardín. Gracias a los focos también es posible 'amueblar' con luz, porque el mismo objeto admirado por la noche, gracias a una hábil iluminación, adquiere un aspecto diferente.


Usos principales

En la mayoría de los casos, los focos de jardín se utilizan para delimitar el área junto a la piscina, para revivir el efecto de las características del agua de una fuente o para enfatizar la presencia de una obra de arte en el jardín. El foco puede tener forma cuadrada, rectangular o redonda, depende del gusto del cliente y del uso que se le dé: se recomiendan los focos redondos como marcador, así como los rectangulares como luces de piscina.


Colores

Los focos, además de la clásica luz amarilla, también pueden emitir luz de colores, lo que hace que el jardín sea aún más especial. Cada zona podría asociarse con un color diferente como para subrayar la función de ese espacio. El término técnico las identifica como luces LED, capaces de cambiar el color de las cosas. Cuando el foco es LED no emite rayos infrarrojos y la luz emitida no atrae a los mosquitos. En este caso no se trata solo de un elemento decorativo sino también de una solución que consigue ahuyentar a los mosquitos.


Conexión al sistema eléctrico

Los focos empotrables son bastante característicos y a la hora de diseñar el jardín necesitas fijar con precisión los puntos donde quieres conectarlos. Al estar alimentados por electricidad, es necesario conectarlos al sistema de iluminación y también será necesario realizar una pequeña excavación para poder instalarlos. Si el jardín ya cuenta con su sistema de iluminación pero también se desea insertar focos para completar el sistema, será necesario intervenir con obras para la disposición de este último. El foco de jardín requiere poco mantenimiento, la limpieza se realiza como para los plafones, solo es necesario quitar la parte exterior para limpiarlo.


Focos solares

Además de los clásicos focos empotrables de jardín, el mercado también presenta focos que no necesitan empotrarse y funcionan con energía solar. De hecho, el foco está equipado con un pequeño panel solar, que captura los rayos del sol y los transforma en energía, permitiendo que la lámpara se encienda. Puede ser de varios tamaños, la elección depende del lugar donde se vaya a colocar. No requiere ninguna instalación particular sino que solo debe insertarse dentro del suelo. Si debe estar seco, simplemente humedézcalo con agua y coloque el foco. En este caso, no es necesario presupuestar costes energéticos porque el foco funciona gracias al sol, que es una fuente renovable y no contaminante.


Focos de pared

La categoría de focos de jardín también incluye focos que se instalan en la pared. Este modelo permite una iluminación bastante completa del área. También hay modelos con sensores, se encienden cuando pasa una persona y luego se apagan después de cierto tiempo. Están hechos de plástico y no le temen al mal tiempo. Se pueden comprar en diferentes tamaños, y la misma estructura también se puede inclinar.


Focos de jardín: importancia del diseño

Cada foco de jardín tiene una característica específica y cada uno debe utilizarse de forma inteligente para que propague una intensidad lumínica adecuada al espacio en el que se inserta. En la fase de diseño, siguiendo el esquema de iluminación establecido, obtendrás un jardín perfectamente iluminado, sin que la luz artificial sea demasiado fuerte para representar una molestia para la vista. En cuanto a costes, cada foco de jardín se diferencia del otro, por lo que aunque todos caigan en un rango medio, cada uno, en función de unas características específicas, tendrá un coste diferente. El único modelo con el que se puede ahorrar el coste de la electricidad, y por tanto solo afrontar el coste de compra, es el foco solar. En el resto de casos, será necesario tener en cuenta que el gasto inicial también se sumará al de la electricidad consumida.



Video: Cómo instalar un foco empotrable de jardín y una farola - LEROY MERLIN


Artículo Anterior

Descripción paso a paso del cultivo de pepinos en bolsas

Artículo Siguiente

Información sobre Switchgrass