Guía de trasplante de aloe: aprenda a trasplantar una planta de aloe


Por: Liz Baessler

Los aloes son excelentes plantas para tener a mano. Son hermosos, duros como uñas y muy útiles para quemaduras y cortes; pero si ha tenido una planta de aloe durante algunos años, es probable que esté creciendo demasiado para su maceta y deba ser trasplantada. O tal vez vives en un clima lo suficientemente cálido como para poder cultivar tu aloe al aire libre y te gustaría dividirlo o simplemente trasladarlo a un nuevo lugar. De cualquier manera, esta guía de trasplante de aloe le ayudará. Siga leyendo para obtener más información sobre cómo y cuándo trasplantar una planta de aloe.

Cuándo trasplantar plantas de aloe

Una de las muchas cosas que hacen que los áloe sean tan buenas plantas de interior es que tienden a gustarles un poco el hacinamiento. Si su planta se está volviendo grande para su contenedor, moverla no es urgente. Sin embargo, eventualmente se adherirá a las raíces, por lo que es una buena idea colocarlo en macetas.

Trasplantar un aloe también es importante si está comenzando a desarrollar cachorros. Estos son vástagos más pequeños de la planta madre que aún están adheridos al sistema de raíces principal, pero pueden vivir por sí mismos como plantas completas. Si su planta principal de aloe comienza a verse de piernas largas y caída y está rodeada de cachorros más pequeños, definitivamente es hora de trasplantar.

Consejos para trasplantar un aloe

Para trasplantar un aloe, primero retírelo con cuidado de su maceta actual. Si hay cachorros presentes, debería poder separarlos de la masa de raíces principal. Sin embargo, si la planta tiene raíces, es posible que tengas que cortar las raíces con un cuchillo. No se preocupe, las plantas de aloe son muy resistentes y las raíces pueden soportar ser cortadas. Siempre que cada cachorro tenga algunas raíces aún adheridas, deberían estar bien.

Una vez que haya dividido el aloe, deje las plantas al aire libre durante al menos una noche en un lugar cálido y seco. Esto ayudará a curar cualquier herida en las raíces. Luego, plántelas en macetas nuevas; las plantas pequeñas se pueden doblar en recipientes que midan al menos 4 pulgadas (10 cm) de ancho.

Trasplante de aloe al aire libre

Si su planta de aloe está creciendo en el jardín y desea moverla o dividirla, simplemente use una pala para cavar hacia abajo en un círculo alrededor de las raíces. Usa la pala para levantar la planta del suelo.

Si su aloe es muy grande y desea dividir a los cachorros, es posible que deba usar la pala para separar las raíces. Mueva su planta o plantas a nuevos agujeros en el suelo o, si lo desea, a contenedores.

Este artículo se actualizó por última vez el

Leer más sobre el Aloe Vera


Cómo cuidar su planta de aloe vera

Última actualización: 15 de febrero de 2021 Referencias aprobadas

Artemisia Nursery es coautor (a) de este artículo. Artemisia Nursery es un vivero de plantas minoristas en el noreste de Los Ángeles que se especializa en plantas nativas de California. Artemisia Nursery es una pequeña empresa propiedad de los trabajadores con planes de convertirse en una cooperativa propiedad de los trabajadores. Además de las plantas nativas de California, Artemisia Nursery ofrece una selección de suculentas, verduras y hierbas tradicionales, plantas de interior, alfarería y herramientas y suministros de jardinería. Basándose en el conocimiento de los fundadores, Artemisia Nursery también ofrece consultas, diseños e instalaciones.

wikiHow marca un artículo como aprobado por el lector una vez que recibe suficientes comentarios positivos. Este artículo recibió 113 testimonios y el 93% de los lectores que votaron lo encontraron útil, lo que le valió nuestro estado aprobado por los lectores.

Este artículo ha sido visto 1,757,672 veces.

Las plantas de aloe vera son nativas de las regiones tropicales, pero son plantas domésticas comunes en una variedad de climas. Cuidar una planta de aloe vera es simple una vez que conoces los conceptos básicos. Con un poco de esfuerzo, puede ayudar a que su planta de aloe vera sobreviva durante muchos años.


Instrucciones detalladas de trasplante de aloe

Algunos de nosotros no nacemos con un pulgar verde. Me tomó mucho tiempo hacer las cosas bien. Si eres como yo y has pasado una buena parte de tu vida sin trasplantar una planta, ¡estoy a punto de romperla solo para ti! Afortunadamente, las plantas de Aloe Vera son muy resistentes. No les importan las torpezas de un principiante.

Recomiendo trasplantar su Aloe Vera al aire libre. Se va a ensuciar. Quizás abra una gran bolsa de basura para trabajar. Además, es posible que desee usar guantes de jardinería si tiene la piel sensible. Algunas plantas de Aloe pueden ser espinosas.

1. Saque su planta de Aloe de su maceta. Puedes ser rudo con tu planta. No es el fin del mundo si una hoja se rompe (dale un buen uso).

2. Trate las raíces de la planta de Aloe con un estimulante de raíces. No tiene que hacer esto, pero asegurará una mayor probabilidad de un trasplante exitoso.

3. Llene la nueva maceta con tierra para macetas y un Aloe con las raíces intactas. Dependiendo del tamaño de la maceta, puedes plantar hasta tres plantas, y más si es una maceta realmente grande. Si está plantando muchas plantas en una, probablemente tendrá que trasplantar de nuevo más temprano que tarde.

Este es un artículo de trasplante más detallado. Para obtener más información sobre cómo cuidar su planta de aloe, puede leer este artículo aquí.


Cómo trasplantar plantas de aloe vera

Las plantas de aloe vera son suculentas semitropicales que son nativas de África. La mayoría de las personas cultivan plantas de aloe en contenedores, las dejan afuera durante el verano y las cultivan en el interior durante los meses más fríos. Las plantas de aloe vera son apreciadas por sus hojas llenas de líquido que se utilizan para diferentes fines medicinales, como el tratamiento de quemaduras. Las plantas de aloe vera requieren trasplante una vez al año o dos. Espere hasta que las raíces de aloe vera llenen la maceta antes de trasplantarla. La planta de aloe puede enraizarse, por lo que el mejor momento para trasplantar su aloe es cuando la planta se vuelve pesada en la parte superior, lo que significa que el peso de la maceta no es suficiente para sostener la planta en sí.

Seleccione una maceta nueva que sea al menos 1 ½ veces más ancha que la maceta actual, no necesariamente más profunda, porque las raíces de la planta de aloe vera crecen poco a poco y se esparcen. Asegúrese de que la maceta tenga orificios de drenaje en la parte inferior.

  • Las plantas de aloe vera son suculentas semitropicales que son nativas de África.
  • Seleccione una maceta nueva que sea al menos 1 ½ veces más ancha que la maceta actual, no necesariamente más profunda, porque las raíces de la planta de aloe vera crecen poco a poco y se esparcen.

Extienda una capa de 2 pulgadas de grava pequeña en el fondo de la olla nueva. Llene la maceta con una mezcla para macetas de cactus o una tierra para macetas multiusos mezclada con arena gruesa o perlita.

Retire la planta de aloe de la maceta vieja con cuidado. Afloje las raíces externas del aloe vera si están enredadas o compactadas.

Plante el aloe vera en la mezcla de tierra de la maceta nueva a la misma profundidad a la que se plantó en la maceta vieja. Aplasta la tierra alrededor de la planta y riega la mezcla de tierra generosamente hasta que el agua se escurra libremente del fondo de la maceta.

Si hay brotes de bebé, o "compensaciones", creciendo alrededor de la base de la planta de aloe, puede plantarlos en macetas individuales o plantarlos en la misma maceta nueva que la planta madre.

No permita que las compensaciones permanezcan con la planta madre de aloe vera si miden más de 4 a 6 pulgadas de alto. Vuelva a plantar las compensaciones más grandes en macetas individuales para que no roben los nutrientes y el agua de la planta madre.


Cómo trasplantar un aloe vera

El aloe vera, o planta quemada, es una planta de interior popular que también se cultiva al aire libre en zonas del USDA por encima de la Zona 9. El hábito de la planta de crear compensaciones conocidas como cachorros significa que es posible que deba dividirse y trasplantarse periódicamente. Las plantas más grandes pueden adherirse a las raíces y, ocasionalmente, es posible que desee mover las plantas por razones estéticas o de espacio en el jardín.

Razones para trasplantar un aloe vera

La idea principal detrás del trasplante es proporcionar más espacio de crecimiento y suelo fresco a una planta. El proceso es particularmente importante para un aloe vera debido a sus hábitos de crecimiento. Aunque los áloes en la naturaleza producen semillas, también se reproducen al cultivar plantas más pequeñas alrededor de la base. Los aloes en macetas se llenarán y consumirán todos los nutrientes. En el exterior, pueden amontonar otras plantas.

Cuidados de nuevos trasplantes

El aloe es una suculenta y necesita muy poca agua, esto es especialmente cierto después del trasplante. Para obtener el mayor éxito, siga estos pasos:

  • Retenga el agua durante un mínimo de una semana para evitar que el suelo empapado y la pudrición de la raíz.
  • Mantenga la planta bajo luz indirecta brillante durante dos o tres semanas.
  • Asegúrese de que el ambiente sea lo suficientemente cálido: 60 ° F (16 ° C) a 75 ° F (24 ° C) durante el día y 40 ° F (4 ° C) o más durante la noche.

Mover un aloe vera en una maceta nueva

A un aloe no le importa vivir en espacios reducidos durante un tiempo y los aloe en macetas no suelen necesitar fertilizantes. Sin embargo, los aloes deben trasplantarse aproximadamente una vez al año para prevenir deficiencias de nutrientes y enfermedades. Riega la planta, sácala de su maceta y colócala en una maceta nueva al mismo nivel. Vierta tierra fresca alrededor de las raíces y reafirme suavemente. No riegue durante aproximadamente una semana.

Trasplante de cachorros

La mayoría de los aloe cultivados en interiores se propagan con compensaciones conocidas como cachorros. El día después de regar, retire suavemente un cachorro agarrándolo por la unión entre los tallos y las raíces. Coloque al cachorro en una maceta nueva al mismo nivel de tierra y llénela con tierra nueva. Apisone suavemente la tierra en su lugar. La nueva maceta no debe tener más de media pulgada de tierra alrededor de la planta para evitar que la tierra esté empapada.

Trasplante de plántulas

Si ha cultivado aloe a partir de semillas, eventualmente las pequeñas plantas deberán trasplantarse de las bandejas de plántulas a macetas. Idealmente, colocas las semillas lo suficientemente separadas para que cada planta tenga algo de espacio a su alrededor. Use una cucharadita pequeña o la punta de un cuchillo sin filo para recoger la planta con un cepellón de tierra. Coloque en una maceta nueva y agregue tierra según sea necesario. Cubra la olla con una bolsa de plástico durante una semana.



Artículo Anterior

Aumento del rendimiento de la papa con tecnología de cultivo holandesa

Artículo Siguiente

Plantar un seto de Eugenia: consejos sobre el cuidado de Eugenia Hedge