Ficus robusta


Características

Ficus Robusta es una planta de interior que forma parte de la familia Moraceae. Dentro del género Ficus realmente podemos encontrar una gran cantidad de especies, la mayoría de las cuales no están particularmente extendidas en el mercado debido a una forma de las hojas que no presenta exactamente los rasgos ideales de una planta ornamental.

Ficus Elastica Robusta a menudo también se llama con el nombre de caucho o árbol del caucho: es una planta, en cualquier caso, que se menciona a menudo por sus notables cualidades desde un punto de vista estético.

Es una planta que puede alcanzar una altura de 2-3 metros, mientras que tiene hojas bastante grandes, de color verde oscuro, bastante brillantes y con una longitud que puede llegar incluso a los 30 centímetros.

En la primera fase de desarrollo, las hojas de la planta Ficus Robusta se caracterizan por estar contenidas en una vaina de color rojo, que luego se retira.


Planta de ficus robusta

La planta Ficus Robusta se caracteriza por pertenecer al género de las perennes: es una planta que no florece y cuyo origen es típicamente asiático, ya que proviene especialmente de la India.

La planta Ficus Robusta se caracteriza por estar particularmente extendida en el mercado por sus importantes cualidades desde el punto de vista estético y ornamental, pero también es definitivamente apreciada por la facilidad con la que se puede cultivar.


Cuidado

La planta Ficus robusta se caracteriza por preferir todas aquellas zonas bastante luminosas, aunque no pueda soportar la luz solar directa.

En cuanto a la mejor temperatura para asegurar un correcto desarrollo de esta planta, hay que destacar cómo el Ficus Robusta es capaz de soportar incluso ambientes caracterizados por altas temperaturas.

En cuanto al cuidado del sustrato, hay que destacar cómo se pueden utilizar de forma eficaz los siguientes elementos, como la turba, la arena y el suelo foliar. Alternativamente, también puede optar por centrarse en el suelo para las plantas verdes, siempre teniendo en cuenta la adición necesaria de una cantidad limitada de grava para garantizar un mejor drenaje.

Desde el punto de vista del riego, la planta de Ficus Robusta necesita recibir un riego importante y constante, especialmente durante la temporada de verano.

Cuando, por el contrario, las temperaturas comienzan a bajar, el consejo es disminuir la consistencia con la que realizar el riego, asegurándose de mantener el suelo solo ligeramente húmedo.

Durante la temporada de verano también es importante prestar mucha atención a la fertilización: durante la temporada de verano, de hecho, es necesario fertilizar esta planta cada diez días, utilizando 20 gramos de fertilizante por decalitro de agua.

Alternativamente, también existe la posibilidad de utilizar abono granulado, aunque en este caso es necesario esparcirlo por el suelo.


Multiplicación

La propagación de la planta de ficus Robusta se realiza mediante el sistema de despiece, durante la temporada de primavera.

En cuanto al trasplante, esta es una operación que debe realizarse cada dos años durante la última parte de la temporada de primavera. Es importante subrayar que el nuevo jarrón que se utilice no debe tener una amplitud demasiado alta en comparación con el jarrón utilizado anteriormente.

Durante la temporada de verano, esta planta también se puede colocar en balcones y terrazas, asegurándose de que no sea golpeada directamente por los rayos del sol.


Enfermedades y adversidad

Recordamos cómo esta planta se caracteriza por estar particularmente sujeta al ataque de insectos y parásitos, que sin embargo pueden combatirse con medicamentos especiales, pero no debemos olvidar cómo el planta de ficus Robusto también tiene una excelente resistencia incluso frente a todas aquellas infestaciones de diferentes tipos de parásitos.

Los parásitos que atacan con mayor frecuencia a la planta ficus robusta están representados por el scudetto y / o la cochinilla algodonosa.

En el momento en que esta planta esté lidiando con un nivel de humedad particularmente alto, también puede ser atacada por el moho gris.

Sin embargo, cuando no se presta mucha atención al cuidado de la planta de ficus robusta, la principal consecuencia es la pérdida de hojas, especialmente debido a los continuos cambios de temperatura o incluso de brillo.

Cuando, por el contrario, hay que afrontar un entorno con un nivel de sequía demasiado elevado, como lugares sobrecalentados o mal ventilados, hay que recordar sin duda la posibilidad de que la planta ficus robusta sufra con mayor frecuencia ataques de parásitos.


Ficus robusta: poda

En cuanto a la operación de poda, debemos recordar que el Robusta ficus no necesita ser podado. Si quieres darle un mejor aspecto, la única acción posible a realizar es la eliminación de las hojas secas, amarillentas o dañadas.

En cuanto a la operación de acicalamiento, es necesario utilizar un paño suave y luego ir a quitar el polvo que se forma en las hojas más grandes. De esta manera nuestra hermosa planta recuperará la vivacidad habitual y las hojas aparecerán brillantes y de un color verde vivo.



Video: Plantas ENFERMAS y Cómo CURARLAS Hojas amarillas, se enrollan o se arrugan. Enfermedades y Plagas


Artículo Anterior

Euphorbia lactea

Artículo Siguiente

15 exposiciones para paisajistas